Atención dedicada durante el embarazo

Atención dedicada durante el embarazo

Cuando escuchan el término "partera", muchos piensan en nacimientos en casa y tinas de baño llenas de agua. Y aunque eso es en verdad frecuente, las parteras también trabajan en consultorios médicos y hospitales. Para las parteras, el embarazo y el parto es un proceso normal y colaboran con sus pacientes para darles la mejor experiencia, tanto para la madre como para el bebé. The Women's Corner en el Edinburg Regional Medical Center tiene el orgullo de contar con parteras para nuestras pacientes que buscan más opciones para su experiencia de parto.

¿Qué son las parteras enfermeras certificadas y cómo se capacitan?

Las parteras enfermeras certificadas son enfermeras diplomadas que asisten a un programa acreditado de enfermería-partería. Al graduarse, también deben aprobar un examen para obtener su certificación. Muchas además tienen títulos en enfermería avanzada y años de experiencia clínica antes de haberse convertido en una partera certificada. Son supervisadas por un médico.

¿Qué tipo de atención ofrece normalmente una partera?

Aunque son expertas en embarazo, parto y atención posparto, las parteras también están capacitadas para ofrecer atención ginecológica de rutina en un entorno clínico, como exámenes de control y pruebas de Papanicolau. También pueden aconsejar a las pacientes sobre métodos anticonceptivos y tratar a pacientes con enfermedades de transmisión sexual. La atención de mujeres que están teniendo síntomas de menopausia también está dentro de su campo de experiencia.

¿Por qué ofrecer esta opción?

Tener parteras en The Women's Corner mejora la experiencia de las pacientes porque es una opción más para la experiencia de parto. Algunas mujeres prefieren tener más apoyo durante el trabajo de parto y aliviar el dolor naturalmente con acupresión, un masaje, una ducha o posicionamiento. Una partera está capacitada para prestar ese servicio, que es un apoyo un poco más práctico. Prefieren usar la intervención médica solamente cuando sea necesario, como cuando una paciente pide una epidural o cuando se necesita inducir el parto o hacer una cesárea. Nuestro objetivo es trabajar junto a nuestras pacientes y compartir con ellas la decisión.